Subiendo el listón del reciclado

Subiendo el listón del reciclado

enero 28, 2016
in Category: Noticias
0 537 0
Subiendo el listón del reciclado

El 2 de julio de 2014, la Comisión Europea propuso una revisión de los objetivos de reciclado y de otros objetivos en materia de residuos, como parte de una serie de propuestas para acelerar la transición de Europa hacia una economía más circular, orientada a maximizar el valor de los recursos que todos producimos. Se trata de establecer unos objetivos más ambiciosos al tiempo que se reducen los residuos y se impulsa el reciclaje, reincorporando a la economía los recursos ya utilizados para que puedan volver a usarse; con ello se espera mejorar la competitividad de Europa.

Las generaciones pasadas reutilizaban y reciclaban de manera instintiva. Pero muchas sociedades han perdido esa costumbre. Cada vez existe una mayor conciencia mundial del problema. De hecho, las visiones de una Tierra abandonada y cubierta de residuos han sido incluso éxitos cinematográficos con películas como WALL-E, un film de animación de Pixar.

Los resultados de una reciente encuesta del Eurobarómetro confirman que los residuos preocupan a la mayoría de la opinión pública; y que queremos hacer algo al respecto. Una nueva revisión de los objetivos en materia de residuos de la UE, junto con propuestas de políticas para alcanzarlos y monitorizar sus progresos, puede ayudar a abordar esta preocupación generalizada.

«Básicamente, proponemos hacer de Europa una sociedad sin residuos», explicó el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potočnik, al presentar las propuestas. «En otras palabras, tomar los 600 millones de toneladas de materiales que contienen los residuos que generamos cada año y volverles a dar un uso productivo en la economía».

Flickr_Reciclaje

Los nuevos objetivos en materia de residuos, además de frenar la contaminación y reducir la demanda de materias primas cada vez más limitadas, aportarán sólidos beneficios económicos. El objetivo es ayudar a Europa a convertirse en una economía circular, impulsando el reciclaje, asegurando el acceso a los materiales que necesitan las industrias, y generando crecimiento económico y nuevos puestos de trabajo.

«En la última década hemos hecho grandes progresos: hemos aumentado el reciclaje y hemos reducido el vertido de residuos. Detrás de estos éxitos están los objetivos de las principales directivas en materia de residuos —indicó el comisario—. Ahora, hay que seguir avanzando, reciclar más y reducir la demanda de recursos limitados».

Las nuevas propuestas incluyen examinar y revisar los objetivos de la Directiva marco de residuos de la UE (2008/98/CE), la Directiva sobre vertido de residuos (1999/31/CE) y la Directiva sobre envases y residuos de envases (94/62/CE).

2011-09-27-ecoinnovacion1

Nuevos objetivos

«A día de hoy, reciclamos en torno a un 42 % de nuestros residuos municipales y tenemos el objetivo de alcanzar el 50 % para 2020», declaró el comisario. «Proponemos llegar a reciclar, como mínimo, el 70 % de los residuos para el año 2030. Proponemos prohibir el vertido de residuos reciclables (como papel, vidrio, metales y plásticos) y biodegradables para el año 2025, y pretendemos eliminar todos los vertidos de residuos recuperables para el 2030».

Además de reciclar y preparar para la reutilización nada menos que un 70 % de los residuos municipales, las propuestas incluyen un aumento gradual de los objetivos de reciclado individuales para ciertos materiales de envasado: 90 % del papel para el 2025; 60 % del plástico, 80 % de la madera y 90 % de los metales ferrosos, el aluminio y el vidrio para el 2030. La Comisión también está pidiendo a los Estados miembros que reduzcan los residuos alimentarios en un 30 % para el año 2025.
«Parece ambicioso —afirmó el Sr. Potočnik—, pero hay Estados miembros que ya han alcanzado índices de reciclaje de casi el 70 %; por eso sabemos que es factible». Además, identificó algunos de los instrumentos de mayor éxito a disposición de los países, como la recogida selectiva de residuos, los impuestos a los vertederos, los sistemas de pago por generación de residuos o la extensión de la responsabilidad de los productores.
papel-reciclado

Obtención de beneficios

«El argumento económico está claro: hay, literalmente, oro en los residuos —declaró el comisario Potočnik—. Para conseguir un gramo de oro hay que remover una tonelada de mineral. Sin embargo, se puede conseguir la misma cantidad de oro reciclando los materiales de solo 41 teléfonos móviles».

Los beneficios para el medio ambiente derivados de la reparación, la reutilización, el remanufacturado y el reciclaje también están claros: si se alcanzan los nuevos objetivos de residuos de la UE se recortarían las emisiones de gases de efecto invernadero en unos 443 millones de toneladas adicionales y se reduciría el daño que se ocasiona a los hábitats frágiles y a la biodiversidad —incluidos los océanos— debido a la basura. Por ejemplo, al reducir los residuos alimentarios en un 30 %, se reduciría la demanda agrícola de tierra, energía y agua, así como la contaminación asociada a los fertilizantes y nitratos.

Generar menos residuos significa mejorar la productividad de los recursos que utilizamos y depender menos de importaciones costosas. Todo ello, además, crearía nuevos puestos de trabajo ecológicos en la economía circular.

«Nuestros cálculos sugieren que si se aplicase correctamente la legislación existente en materia de residuos se generarían 400 000 puestos de trabajo directos. La revisión que hemos presentado hoy podría generar unos 180 000 empleos adicionales», añadió el comisario. «Pero el potencial de empleo para el conjunto de la economía derivado de unos mejores flujos de materiales y una mayor flexibilidad es aún mayor. Si nuestra industria redujera en un 20 % sus necesidades totales de materiales, el PIB aumentaría un 3 % y se crearían 2 millones de puestos de trabajo adicionales».

bandera_europa

Mejor supervisión

«Aunque los principales objetivos en materia de residuos sean legalmente vinculantes, no nos vamos a conformar con desaparecer hasta 2030 y encontrarnos entonces con que algunos Estados miembros no han cumplido los objetivos —señaló el Sr. Potočnik—. Por ello, hemos incluido en nuestras propuestas un mecanismo de supervisión y alerta temprana».

Cada cinco años, se evaluará el progreso de cada Estado miembro. Y, si se quedan atrás, los países deberán presentar un «plan de cumplimiento» para mejorar su desempeño y ponerse al nivel, utilizando para ello las mejores prácticas.

Los objetivos revisados también contienen definiciones más claras —para garantizar que se miden las mejoras en los índices de reciclaje reales— y métodos armonizados de cálculo, de modo que los resultados resulten comparables en toda Europa.

Grandmother and grandchildren (6-10) recycling bottles in garden

Grandmother and grandchildren (6-10) recycling bottles in garden

Facilitar la puesta en práctica

Las propuestas demuestran que una recogida separada bien organizada reduce el coste de la gestión de residuos. Así, los ayuntamientos pueden vender recursos reciclables más fácilmente y, de paso, reducir los impuestos. La idea de hacer a los fabricantes responsables del impacto medioambiental de sus productos puede mejorar la eficiencia de los recursos en toda la cadena de valor, reducir la demanda de materias primas y garantizar que los productos se reciclen al final de su vida útil.

En los casos en que se amplíe la responsabilidad de los productores, la Comisión propone unas normas mínimas sobre transparencia, control y aspectos financieros. Los productores se harán cargo de todos los costes de gestión de sus productos una vez que estos se conviertan en residuos. De este modo contribuirán a mejorar la recogida, la clasificación y el reciclaje. Igualmente, apoyarán la prevención de residuos y las campañas de limpieza.

Establecer objetivos claros es una forma de asegurarse de que Europa piense a largo plazo. Por otro lado, puede evitar una situación en la que la UE se quede atrapada en inversiones en infraestructuras obsoletas de gestión de residuos. Las mejoras en la aplicación y el seguimiento ayudarán a la UE a alcanzar sus objetivos, devolviendo los residuos a la economía en forma de recursos valiosos, en vez de enterrarlos para los arqueólogos del futuro.

El comisario Potočnik concluyó: «La política europea de residuos se está convirtiendo en una política de “cero residuos”».

(7 diciembre 2015). Subiendo el listón del reciclaje. Recuperado el 27 de enero de 2016 del portal de Internet «Europa»: http://ec.europa.eu/environment/news/efe/articles/2014/08/article_20140805_01_es.htm

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *