El Reciclaje del Aluminio: pasos y ventajas de reciclarlo

El Reciclaje del Aluminio: pasos y ventajas de reciclarlo

enero 10, 2017
in Category: Noticias
0 434 1
El Reciclaje del Aluminio: pasos y ventajas de reciclarlo

Después del hierro y el acero, el aluminio es el metal más utilizado en el mundo, y es uno de los materiales que menos reciclamos; es por ello que es muy importante crear una conciencia en las personas sobre el reciclaje del aluminio. Este material lo podemos encontrar en envases, latas, cables, embalajes, muebles; el propio papel de aluminio que tenemos en nuestros hogares y en coches, barcos, edificios y muchos usos más, a nivel industrial.

El aluminio, aunque es muy cuantioso en nuestro planeta, tiene unos altos costes de extracción, especialmente energéticos. Reciclando aluminio, se ahorra un 94% de ese coste energético. Es un material además que no pierde propiedades tras varios procesos de reciclado.

Todo ello hace que prácticamente la totalidad del aluminio empleado en la industria, sea reciclado, a pesar que a nivel doméstico no se recicle prácticamente. Además el reciclaje del aluminio es uno de los más rentables para la industria, ya que se aprovecha prácticamente la totalidad de los desechos.

¿Qué es el reciclaje?

El reciclaje consiste en obtener una nueva materia prima o producto, mediante un proceso fisicoquímico o mecánico, a partir de productos y materiales ya en desuso o utilizados. De esta forma, conseguimos alargar el ciclo de vida de un producto, ahorrando materiales y beneficiando al medio ambiente al generar menos residuos. El reciclaje surge no sólo para eliminar residuos, sino para hacer frente al agotamiento de los recursos naturales del planeta y disminuir la cantidad de residuos.

El reciclaje comienza en entornos industriales y domésticos, mediante la separación de los materiales. El siguiente paso consiste en la recuperación de estos materiales por las empresas públicas y privadas y su posterior traslado a las plantas de transferencia.

5 Etapas en el Reciclaje del Aluminio

  1. Recolección: Es la etapa fundamental para la recuperación de desechos, el material se recolecta, comprime y se transporta a la planta de reciclado.
  2. Trituración: Al llegar a la planta, el producto comprimido se coloca en un molino para triturarse, reduciendo el volumen y facilitando el proceso de fusión.
  3. Fundición: Se calienta a 750 °C ± 1000 °C para fundirlo y así transformarlo en productos de diferentes pesos.
  4. Colado: El material se vacía en distintos moldes según los requerimientos del comprador.
  5. Comercio: El aluminio se comercializa de dos formas: en estado líquido se transporta en termos especiales. En su estado sólido se entrega en forma de lingotes, sows, T-Bar, cono, granalla, etc.

Actualmente en México se consumen cerca de 1 millón de toneladas de aluminio al año, esta cifra aumenta entre un 10% y 12% anualmente, lo cual significa una oportunidad de negocio sustentable para el país, ya que es un metal 100% reciclable y se puede reutilizar indefinidamente al no modificar sus características durante el proceso de reciclado.

¿Deseas conocer más sobre el negocio de la basura y su reciclaje en México? No dudes en contactarnos y crear una oportunidad que puede cambiar el futuro.

 

Con apoyo de exponews.com e inforeciclaje.com

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *