Desperdicio de Alimentos: Estadísticas Que No Pueden Dejarte Indiferente

Desperdicio de Alimentos: Estadísticas Que No Pueden Dejarte Indiferente

enero 10, 2017
in Category: Noticias
0 311 1
Desperdicio de Alimentos: Estadísticas Que No Pueden Dejarte Indiferente

Conforme nos adentramos en el siglo XXI, la realidad sobre el cuidado de nuestro planeta nos plantea un cambio de consciencia y de hábitos. Al mismo tiempo nos lleva a tomar acciones que vayan en beneficio de la casa común que debemos de proteger. Si bien existen grandes retos y cifras escalofriantes, la actitud positiva será el primer paso que nos lleve a realizar cambios concretos que tengan un efecto inmediato en nuestro entorno y que estamos seguros, las generaciones siguientes nos agradecerán.

Con lo que respecta al tema del desperdicio de alimentos, deseamos compartir contigo datos concretos:

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se estima que cada año se pierden o tiran un tercio del total de alimentos producidos.

  • Ese tercio de los alimentos destinados al consumo humano que se pierde o desperdicia en todo el mundo supone unos 1.300 millones de toneladas al año.
  • Esto equivale a aproximadamente la mitad de la cosecha mundial de cereales
  • Los países industrializados y aquellos en desarrollo dilapidan más o menos la misma cantidad de alimentos: 670 y 630 millones de toneladas, respectivamente, cada año.
  • 800 millones de personas no tienen comida suficiente para asegurarse las calorías mínimas que sus cuerpos requieren.
  • La huella de carbono de la comida producida pero no consumida es de 3,3 gigatoneladas de CO2.
  • Si estas emisiones fueran de un país, éste se situaría en el  puesto en el ranking de mayores emisores, por detrás solo de EEUU y China.
  • La huella hídrica del desperdicio de alimentos sería como la del cauce anual del río Volga, unos 250 km3.
  • Los alimentos nos consumidos ocupan unos 1.400 millones de hectáreas de tierras, el 30% del total de la superficie cultivada.
  • Cada año se estima que se pierden o desperdician en Europa, entre un 30% y un 50% de los alimentos sanos y comestibles a lo largo de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria hasta llegar al consumidor, y se convierten en residuos.
  • La generación anual de pérdidas y desperdicios alimentarios en los 27 Estados Miembros de la UE es de unos 89 millones de toneladas.
  • Esto equivale a un desperdicio de 179 kilos por habitante, y ello sin contar los de origen agrícola generados en el proceso de producción, ni los descartes de pescado arrojados al mar.
  • A este ritmo, el desperdicio alimentario en la UE alcanzará en 2020 los 126 millones de toneladas.
  • Esto supone un aumento del 40 % de la cifra desperdiciada en 2013.
  • Los aproximadamente 89 millones de toneladas de alimentos desperdiciados generan 170 millones de toneladas equivalentes de CO2 al año.
  • La producción del 30% de alimentos que se queda sin consumir supone el uso de un 50% más de recursos hídricos para el riego.
  • A este respecto, hay que tener en cuenta que para producir un kilo de carne de vacuno se utilizan de 5 a 10 toneladas de agua.
  • En Europa, se estima que el desperdicio de alimentos en los hogares alcanza el 42% del total y en la fase de fabricación, el 39%.
  • El resto se le atribuye a la a restauración (14%) y al comercio minorista (5%).
  • Los hogares españoles por ejemplo, tiraron a la basura 1.326 millones de kilos de alimentos en 2015.
  • Lo que significa que se desechan unos 3,7 millones de kilos diarios.

En México:

  • El campo mexicano, produce al año 31.4 millones de toneladas de alimento, sin embargo 6.3 millones son desperdiciadas, si tan solo se rescatarán la mitad de esos alimentos, se podría atender a los 3.4 millones de mexicanos en situación de desnutrición, indica la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos (AMBA).
  • La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) señala que en México se desperdicia el 37 por ciento de los alimentos que se producen, lo que significa diez millones de toneladas de comida al año, que equivalen a 120 mil millones de pesos en alimentos desperdiciados.
  • El alimento se desperdicia en toda la cadena de suministros: el campo, la industria, los supermercados, las centrales de abasto, los mercados y el hogar, por lo que “realmente aspirar al cien por ciento de rescate ningún país lo ha logrado. Pero si lográramos rescatar la mitad de lo que se desperdicia hoy, y fuéramos capaces de distribuirlo, en México no habría hambre”. (Gabriela Rochín, gerente de comunicación de los Bancos de Alimentos de México (BAMX).
  • El sector con mayor desperdicio es el agropecuario. El desperdicio se da sobre todo por fluctuación de precios, caducidad o por no ser “agradable” a la vista.

Caminos Alternos:

No todo es negativo. En Inglaterra por ejemplo, en donde los supermercados desechan 115 mil toneladas de comida en buenas condiciones por año, se ha lanzado un proyecto con el formato de un “supermercado de comida sobrante” a donde la gente de bajos recursos puede acudir y pagar la mercancía en dos forma:

  1. Bajo un formato de “donación” en el que dan el dinero que pueden pagar según sus recursos.
  2. Donando tiempo de voluntariado y trabajar en el proyecto.

Conclusión:

Puede sonar repetitivo y sin embargo, creemos realmente que el cambio inicia contigo mismo. Adoptando nuevos hábitos de consumo; administrando mejor los recursos y los productos que adquieres –tema que por cierto genera un beneficio para tus finanzas- y hablando de este tema: creando conciencia entre tus conocidos para crear un efecto dominó que llegue hasta las empresas y las acciones que toman. Una ecología más comprometida es tarea de todos y lo más importante: es sencillo y es posible.

Vía: Telegraph.co.uk; ecointeligencia.com y crónica.com

Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *