Aceros de Alta Especialidad: Una oportunidad para México

Aceros de Alta Especialidad: Una oportunidad para México

junio 13, 2018
in Category: Noticias
0 38 0
Aceros de Alta Especialidad: Una oportunidad para México

México puede salir bien librado de la batalla comercial iniciada por Estados Unidos por el mercado del acero.

La imposición de los aranceles al acero estadounidense representa una oportunidad para que la industria mexicana diversifique sus nichos de mercado hacia otros sectores más especializados, como el automotriz, que ahora importan mucha de la materia prima del país vecino, señala Raymundo Tenorio, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey.

En 2017, México importó de Estados Unidos alrededor de 3.8 millones de toneladas de acero, con un valor de 4,100 millones de dólares. Principalmente fue acero de alta especialidad, cuyo valor es hasta 70% superior al de un acero ‘tradicional’.

Hasta ahora, estas inversiones se habían concentrado en Estados Unidos, principalmente por los bajos costos del gas natural y de la electricidad. Las firmas Nippon Steel & Sumitomo Metal y ArcelorMittal, por ejemplo, hicieron una inversión conjunta para comprar una planta en Calvert, Alabama, donde producen 1.4 millones de toneladas de aceros de alta especialidad, parte de los cuales exportan a México.

“Desde la planta en Mobile (Alabama, Estados Unidos) se puede dar respuesta a todas las demandas de aceros especiales en México”, dijo Lou Schorsch, entonces CEO de ArcelorMittal para América, durante una visita hecha al complejo en 2014.

Pero ahora que la Secretaría de Economía impuso un arancel ‘espejo’ al acero estadounidense, en respuesta a la medida similar adoptada por Donald Trump la semana pasada, los fabricantes de vehículos y autopartes que operan en México pueden empezar a buscar opciones más económicas y cercanas, dentro del país.

En un informe del Departamento de Estudios Industriales del Instituto de Estudios Estratégicos Mundiales de Mitsui, se estima que el automóvil promedio, que pesa más de una tonelada, cuenta con 300 kilogramos de chapas de acero galvanizado. Este informe estima que la demanda de este tipo de acero hacia 2020 será más o menos de 1.6 millones de toneladas.

Comprarlo localmente permitiría bajar entre 5% y 9% los costos logísticos de los fabricantes de vehículos.

Algunas empresas ya se mueven en esta dirección. Ternium, por ejemplo, invirtió 1,100 millones de dólares en México —casi lo que cuenta construir una planta armadora— para producir aceros de alta especialidad. La automotriz surcoreana KIA ya le compra a esta compañía el 20% del acero que requiere para la producción de su planta de Pesquería.

Sin embargo, la oferta del acero producido en México apenas cubre un tercio de los requerimientos de las armadoras que operan en el país. Para abastecer las necesidades del sector, habría que triplicar la capacidad actual, calcula la Industria Nacional de Autopartes.

Esta es la oportunidad de negocio para muchas empresas mexicanas del sector, ahora que importar esos materiales desde Estados Unidos será más caro.

 

Vía expansion.mx

Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *